Los mejores inventos colombianos de 2013

jesus antonio salas

Varias innovaciones tecnológicas se destacaron en las áreas de salud, prevención y rehabilitación.

Aunque Colombia no es una potencia industrial y la inversión en investigación y desarrollo no es enorme (en 2012, apenas el 0, 449 por ciento se destinó a este rubro), cuenta con mentes geniales que han emprendido el desarrollo de nuevas tecnologías cuyo impacto cambiará la vida de miles de personas. Durante 2013, varios científicos, académicos e investigadores se destacaron con sus proyectos.

Este año, ya se han solicitado 2.193 patentes de invención y 246 modelos de utilidad ante la Superintendencia de Industria y Comercio. Un selecto grupo fue resaltado en los Premios Inventor Colombiano 2013. El desarrollo ganador en el área de Investigación fue ideado por los ingenieros Giovanni González y Astrid Rubiano Fonseca, de la Universidad Militar Nueva Granada. Su nombre técnico puede resultar confuso: dispositivo mecatrónico para termoterapia.

¿En qué consiste? Cuando una persona sufre una inflamación, como resultado de un trauma físico, se le coloca una bolsa terapéutica en la zona afectada. La misma consta de unos módulos que conservan el frío o el calor. El sistema controla la temperatura de las almohadillas de forma automática y determina por cuánto tiempo deben emplearse. Es un dispositivo inteligente enfocado en optimizar los procesos de rehabilitación.

La dupla de ingenieros, además, creó un sistema inteligente de rutas de evacuación: unas flechas que indican, con base en las condiciones del entorno, cuál es la vía de escape ideal en caso de que ocurra una catástrofe. “Por ejemplo, si en un pasillo ocurre un incendio, las señales electrónicas señalan cuál es el camino alterno para poder salir de la edificación”, afirma González. Este invento ya se está implementando en hospitales y colegios.

Los Premios Inventor 2013 también destacaron un mecanismo de propulsión vertical para vehículos aéreos diseñado por el ingeniero Francois Aubourg, de la Corporación Universitaria Unitec. El dispositivo emplea energía eléctrica para el despegue, lo que lo hace amigable con el medioambiente. A diferencia de los sistemas existentes, este es capaz de aterrizar sobre terreno irregular. Forma parte de un helicóptero tres veces más liviano y más barato que uno convencional (alcanza una velocidad de hasta 215 km/h). Esta aeronave ultraligera se conoce con el nombre comercial de GiróJet.

Estos son otros inventos colombianos relevantes durante el 2013:

Robot aéreo para detectar minas antipersonales

Los estudiantes de ingeniería de la Universidad Javeriana Juan Pablo Rodríguez y Carolina Castiblanco lograron detectar minas antipersonales gracias a un robot aéreo no tripulado (UAV). El aparato emplea un sistema de reconocimiento visual que detecta las minas parcialmente visibles sobre el terreno.Este trabajo fue presentado como ponencia en el congreso Robot 2013: First Iberian Robotics Conference en Madrid España y será publicado en la revista internacional indexada: Springer Series in Advances in Intelligent Systems and Computing.

A corto plazo, el objetivo del proyecto es incorporar otros sensores más sofisticados al robot, capaces de detectar minas ciento por ciento enterradas. Así mismo, se pretende usar una cámara abordo para completar una reconstrucción digital del terreno en tiempo real. Ello permitiría generar un mapa bidimensional y georeferenciado que brinde aún más información sobre el terreno minado.

Dispositivo para ayudar a los enfermos de Parkinson a caminar

El neurocirujano William Omar Contreras, el doctor Jairo Espinosa y el ingeniero Carlos Andrés Escalante crearon unas gafas denominadas Listenmee. Su función es ayudar a los enfermos de Parkison a caminar. Los afectados por esta enfermedad presentan dificultades para dar pasos y sufren caídas con frecuencia.

Las gafas envían señales sonoras que guían al paciente en su marcha e impiden la pérdida de movimiento. Además, disponen de un láser que indica a qué distancia se encuentra el individuo del suelo. Ganaron el premio en la categoría de “terapia con mayor proyección” del congreso internacional Movement Disorders Society de Australia a mediados de este año..

Impresora 3D de tejidos biológicos

La revista Science destacó el trabajo de Gabriel Villar, un estudiante de doctorado en física de la Universidad de Oxford. Villar creó, junto con un equipo de colegas, una impresora 3D capaz de fabricar un material que imita el comportamiento de las células de los tejidos.

La Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología explica que la impresora expulsa diminutas gotas de agua compuestas por todos los materiales bioquímicos necesarios para asemejar los tejidos del cerebro.

El tejido sintético podría usarse para reemplazar o fortalecer tejidos dañados sin que exista riesgo de que sean rechazados por el cuerpo. También se utilizaría para la administración controlada de medicinas. Villar tiene 27 años. El  experimento aún se encuentra en sus primeras etapas, pero fue destacado en virtud de su potencial revolucionario.

Prótesis para fracturas de mandíbula

Sebastián Correa y Juan Felipe Isaza, investigadores y docentes de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Eafit de Medellín, crearon una prótesis curva que facilita la regeneración homogénea del hueso mandibular. Las prótesis convencionales son rectas y no permiten una recuperación idónea del hueso perdido. Obtuvieron la patente en abril de este año. El nombre técnico del invento es ‘Distractor intraoral para transporte óseo en sínfisis mandibular’.

Su función principal es ayudar a recobrar tejido óseo en el área de la mandíbula, después de accidentes o enfermedades. su novedad principal es que se trata de un elemento curvo que se usa de manera interna.

“Cuando una persona pierde un pedazo de la mandíbula, esta se parte en dos, queda suelta. La idea es unirla de nuevo. El proceso de distracción lo que hace es ir regenerando hueso poco a poco y lograr una recuperación total que permita al odontólogo realizar la rehabilitación dental”, anota el profesor Isaza Saldarriaga.

“El hecho que vaya por dentro es muy importante. Se hace una intervención quirúrgica, se instala y el resto del tratamiento se hace desde la casa. También se resalta que sea bidireccional, es decir, que el tratamiento pueda empezarse por la izquierda o por la derecha, de modo que pueda moverse en caso de que se inicie por el lado no indicado”, asegura el profesor Correa Vélez, docente del Departamento de Ingeniería de Diseño de Eafit.

Traductor de lenguaje de señas para sordos

El ingeniero de sistemas Jorge Enrique Leal desarrolló un traductor en Internet que convierte el español en el lenguaje de señas usado por los sordos. Leal presentó esta iniciativa como tesis de grado y en 2012 fue premiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el “Concurso I-LAB: Ideas Disruptivas”. “La intención es promover la inclusión de personas con deficiencia auditiva en procesos de aprendizaje o en las interacciones del día a día”, explicó Leal en una entrevista.

El traductor se encuentra alojado en la página web de la Fundación Hetah (Herramientas tecnológicas para Ayuda Humanitaria)http://www.hetah.net/

En el portal también se ofrece un diccionario de español a lenguaje de señas, un transcriptor de texto a braille y una base de datos con ofertas de empleo para personas en condición de discapacidad, madres y padres cabeza de hogar, adultos mayores y población vulnerable.

El vibrasor, una manilla que ayuda a los sordos

Caminar por las vías sin poder escuchar los pitos de los vehículos es un riesgo que corren todas las personas sordas o con discapacidad auditiva. Conscientes de esta situación, Isamar Cartagena de 17 años, y Katherine Fernández de 20, dos jóvenes estudiantes con problemas de audición que cursan décimo grado en la Institución Educativa Juan Nepomuceno Cadavid, en Itagüí (Antioquia), crearon el ‘Vibrasor’, un dispositivo electrónico en forma de manilla que mejora la seguridad en las calles de las personas sordas o con capacidad auditiva reducida.

Esta manilla tipo reloj capta el sonido del vehículo a una distancia aproximada de diez metros, para que la persona tenga el tiempo adecuado para reaccionar frente al estímulo. El dispositivo emite una señal vibratoria y luminosa cuando un automóvil pita.

El Vibrasor se compone de micrófono, microprocesador, filtros y equipos básicos de electrónica. A la fecha, se encuentra en etapa de perfeccionamiento para obtener la patente de la manilla y su costo se estima en 150 mil pesos una vez salga al mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s